Análisis lingüístico concluye que Palacio no acusa a Correa

El reconocido lingüista Hernán Rodríguez Castelo concluyó que el artículo de opinión que motivó la demanda por injurias calumniosas contra este Diario, sus directivos y el excolumnista Emilio Palacio no acusa al presidente Rafael Correa de haber “ordenado fuego a discreción”, sino que plantea la posibilidad de que alguien pueda acusarlo de tal acción.

El experto levantó un análisis por pedido de la defensa de Palacio, exeditor de Opinión de EL UNIVERSO, y autor del texto ‘No a las mentiras.

Esta fue una de las pruebas negadas en la primera instancia del juicio. La jueza Mónica Encalada no dio paso por falta de peritos en esta área.

Rodríguez, quien integra la Real Academia Española a través de su similar ecuatoriana, revisó las connotaciones lingüísticas y semióticas del siguiente párrafo:

-“El Dictador debería recordar, por último, y esto es muy importante, que con el indulto, en el futuro un nuevo presidente, quizás enemigo suyo, podría llevarlo ante una corte penal por haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente”.

El experto refirió que el predicado del enunciado, que es “podría llevarlo ante una corte penal…”, posee una fuerte carga semántica en términos lingüísticos y de acusación; pero también se preguntó quién hace tal acusación.

Rodríguez señaló que si el articulista hubiese escrito: “acuso al Dictador de haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente”, habría tenido que probar tal grave acusación. Recordó que la Convención de Ginebra califica como crimen de guerra el ataque a un hospital, así sea en pleno conflicto armado.

“Pero el periodista ha propuesto esa acusación como algo hipotético”, dijo el lingüista, al tiempo de puntualizar dos aspectos que denotan esto.

Primero, que el sujeto de esa hipotética acusación es “un nuevo presidente”; y, segundo, que el tiempo verbal utilizado es “podría”, el cual posee un “sentido condicional”, según la Academia Española, refirió él.

El experto también mencionó en su informe que consultó “a dos distinguidos colegas míos de la Academia Nacional de Historia Militar” sobre la expresión militar “a discreción” y que esta se contrapone a “disparar contra blancos fijos” y que de ninguna manera significa “a mansalva”.

Opinión de Hernán Rodríguez Castelo


Más artículos:

Etiquetas: