OEA adopta cambios en el esquema de los derechos humanos

WASHINGTON. Ayer en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, hubo consenso para aprobar las aportaciones al sistema de derechos humanos.

La Organización de Estados Americanos (OEA) adoptó ayer un paquete de recomendaciones para reformar el sistema interamericano de derechos humanos, pese a las críticas de varias organizaciones no gubernamentales que consideran que con ello se busca limitar la autonomía de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y su Relatoría para la Libertad de Expresión.

El Consejo Permanente de la OEA, en su primera sesión del año, adoptó por consenso de sus 34 países miembros las recomendaciones elaboradas por un grupo de trabajo creado por el propio organismo.

Las sugerencias fueron aprobadas después de que el mandatario ecuatoriano Rafael Correa cuestionara en diciembre “grandes distorsiones” de la OEA y de la Relatoría de la Libertad de Expresión, a la cual acusó de estar sesgada porque “está financiada en un 80% por Estados Unidos y la Unión Europea (UE)”.

Precisamente el financiamiento con el que se maneja esta relatoría era uno de los puntos más cuestionados antes del encuentro. La propuesta de Ecuador, introducida en diciembre pasado, era equiparar el presupuesto en relación a los fondos que reciben otras siete relatorías de la OEA.

Actualmente, la Relatoría para la Libertad de Expresión es la única que cuenta con empleados contratados a tiempo completo, gracias a un presupuesto anual cercano a los $ 900 mil aportado completamente por fuentes ajenas a la OEA, mientras que el resto de suborganismos tienen colaboradores a medio tiempo.

La Relatoría sobre la Libertad de Expresión, encabezada por la colombiana Catalina Botero, ha emitido varios comunicados de prensa sobre Ecuador desde que la CIDH celebró el año pasado una audiencia sobre la libertad de expresión en el país, gran parte de la cual giró en torno al juicio que Correa iniciara en contra de Diario EL UNIVERSO, tres directivos y el exeditor de Opinión, a quienes se los sentenció, en dos instancias judiciales, a tres años de cárcel y al pago de $ 40 millones.

En cuanto a la equiparación del presupuesto que propuso Ecuador, Panamá enfatizó en que esta debe ser al alza y no a la baja. Canadá señaló que “no aceptará” interpretaciones que tiendan al debilitamiento de la autonomía financiera de la Relatoría de la Libertad de Expresión, mientras que Estados Unidos pidió a los que están de acuerdo con prohibir el financiamiento ajeno a la OEA que “se metan la mano al bolsillo” y aporten lo suficiente. Chile le bajó el tono al informe al asegurar que son “solo recomendaciones”. Perú propuso que el tema pase a conocimiento de los cancilleres para una próxima reunión de la OEA, tomando en cuenta que la CIDH es la que debe adecuar las medidas.


Más artículos:

Etiquetas: