Director de Diario El Universo, Carlos Pérez, está dispuesto a hablar con Rafael

El directivo del diario ecuatoriano El Universo, Carlos Pérez Barriga,  dijo en Panamá que está dispuesto a reunirse con el presidente de su país, Rafael Correa, “porque no es una persona de odios”, informó hoy el diario La Prensa de Panamá.

Pérez, tras el perdón otorgado por Correa el pasado 27 de febrero a una condena de tres años de prisión y 40 millones de dólares de multa por injuria, llegó el jueves pasado a Panamá para agradecer al presidente Ricardo Martinelli el que le otorgara asilo diplomático en su embajada en Quito, toda vez que dice no sentirse seguro en Ecuador.

No obstante, asegura: “No tengo ningún problema en reunirme con Correa. No soy de odios” y puso el énfasis en que “en Ecuador hay muchísimos problemas como para que el problema sea la libertad de expresión”.

Advierte que no va a regresar a Ecuador “si el presidente no pone de su parte” y si va a seguir insultándolo “todos los sábados”, además le pidió que le solicite “a su gente” que los deje “tranquilos”, sin identificar a nadie más.

El directivo de El Universo, condenado junto a sus hermanos César y Nicolás Pérez por una columna que publicó su antiguo editor Emilio Palacio (también castigado y ahora residente en Estados Unidos), dudó en si volvería a divulgar ese escrito.

“Eso es lo que te genera el presidente. La autocensura. ¿Por qué me lo preguntas? Porque también piensas… si vuelve a meter la mano en el fuego se vuelve a quemar. Y es humano pensar así. No sabría qué decir… dependiendo de las condiciones, es un artículo que hace un año tenía un contexto en ese momento”, acota en la entrevista.

Contextualiza que “ahora, existe un documento que comprueba que sí hubo una orden del presidente de atacar el hospital, y eso salió en NTN (canal internacional de televisión por cable) la semana pasada, y no sé si Emilio sabía de la existencia de ese documento cuando se publicó el artículo. Creo que sí lo sabía”.

Pérez dice que se siente un “perseguido” en su país y aunque reconoció que los presidentes tienen derecho a defender su honra, “no pueden ponerse a meter presos a los que les cuestionan”.

En la columna de Palacio se cuestiona a Correa por supuestamente ordenar el 30 de septiembre de 2010 disparar a un hospital lleno de civiles en el que se encontraba durante una rebelión policial en Ecuador, y se le advierte que el delito de lesa humanidad no prescribe, por lo que puede ser juzgado.

El empresario ecuatoriano advierte que, por la política en su país y la inseguridad jurídica, “va a empezar a salir gente que se considera valiosa”.

“Mucho impuesto, muchas trabas. Tienen un concepto de que para que no haya tanta gente pobre no es que tienes que enriquecer a los pobres, sino que tienes que desenriquecer a los ricos”, señala.

Explica que Correa le ha quitado la publicidad estatal a su diario, le ha prohibido a los dueños de medios ser propietarios de cualquier otra empresa, le niega la información pública y, aparte de todo ello, lo acusa de no pagar impuestos.

“Ahora somos corruptos, incluso me acusó de que yo no pagaba impuestos y le he demostrado que es mentira”, apunta.

Respecto al juicio por injuria que les implantó Correa, Pérez dice que una las aberraciones es que el presidente demandó a la compañía, que no se puede demandar, también a los directivos y a Palacio.

“Cuando se dio la segunda audiencia partieron la sentencia en dos. En Ecuador no se puede partir una sentencia. Entonces Emilio renunció y se fue a Estados Unidos”, recuerda.

El anuncio del perdón de Correa lo califica como un “show, lo trasmitieron en directo y allí estuvieron todos los ministros, el cuerpo diplomático en pleno…gracias a Dios no llevaron a los militares”.

Pérez, que el pasado 16 de febrero se había refugiado en la Embajada panameña y había solicitado el asilo diplomático, viajó a Panamá “porque pese al perdón o remisión de la condena anunciada” por Correa “siente amenazada su integridad física” indicó la Cancillería panameña en un comunicado a su llegada.


Más artículos:

Etiquetas: